Comer sano y natural es el foco de muchos jóvenes obsesionados por “lo saludable”. En Europa el 22 por ciento del consumidor promedio tiene ortorexia. ¿Conocías ésta palabra? ¿Querés saber de qué se trata?
La doctora Laura Nores (M.P 1082) jefa del servicio de alimentación del Hospital Privado Universitario te lo cuenta.

¿Qué es la ortorexia?

Aunque no ha sido reconocida en los manuales terapéuticos de trastornos mentales, hoy denominamos así a un trastorno alimentario que consiste en la obsesión patológica por la comida saludable, el origen de los alimentos (ecológicos, sin transgénicos), la composición química (sin grasas), los agregados industriales, los procesos culinarios implicados, los envases, la conservación, entre otros. 

La comida que consideran sana no necesariamente es saludable en cantidad, calidad, armonía y adecuación. Los criterios que la persona con ortorexia nerviosa establece se basan en su propio sistema de creencias y en diversas fuentes que no necesariamente están científicamente avaladas.

Esta obsesión por un patrón de alimentación con requisitos estrictos y restrictivos, frecuentemente conduce a carencias nutricionales.

Población de riesgo

  • Personas hiperconectadas por las redes, con poca capacidad de distinguir entre lo científico y lo comercial.
  • Jóvenes con rasgos de trastornos alimentarios por vigorexia.
  • Gimnastas con alto nivel de exigencia y pobre conocimiento sobre la nutrición y rendimiento físico.
  • Personas que hacen culto a la delgadez con dietas inflexibles.
  • Individuos con rasgos de rigidez, perfeccionismo, exceso de autocontrol, trastornos obsesivos compulsivos.
  • Personas que padecieron anorexia nerviosa.
  • Personas con pérdida del apetito y saciedad, de la intuición en el comer.
  • Personas jóvenes, estéticas, perfeccionistas, con buen poder adquisitivo.

Diagnóstico

  • A diferencia de la Anorexia y Bulimia, no hay distorsión de la imagen corporal.
  • Puede haber un aumento o disminución brusca de peso porque no consideran la cantidad sino la calidad de alimentos.
  • Son frecuentes las carencias específicas de hierro, calcio, vitaminas solubles en grasas ya que los primeros alimentos excluidos o restringidos son la carne, los lácteos y las grasas, sin considerar los requerimientos diarios de calorías, proteínas, vitaminas y minerales.
  • Gran dedicación de su tiempo y energía en la compra, programación y elaboración de la alimentación diaria. 
  • La exclusividad de los productos que buscan las personas con ortorexia hace que sean muy caros. Para muchas personas llega a convertirse en un verdadero problema económico.
  • Lectura obsesiva de las etiquetas de alimentos descartando los que contienen grasas, sodio y conservantes.
  • Desarrollo de rituales  sobre el manejo de los alimentos.
  • Compensación con ayuno frente a “incumplimiento”  de las restricciones autoimpuestas.
  • Postergación de sus proyectos vitales (trabajo, estudio, dedicación social) Desvinculación  de las relaciones por juzgarlas equivocadas en sus elecciones alimentarias.
  • La alimentación pierde el aspecto social, de compartir, disfrutar, festejar. Aislamiento social.
  • Se vinculan con las redes o personas que promueven conductas ortoréxicas.

Síntomas físicos

  • Pérdida de peso y de masa muscular
  • Anemia
  • Supresión o alteración del ciclo menstrual
  • Caída del cabello, falta de cicatrización, pérdida del turgor de la piel, alteración de la evacuación intestinal
  • Perdida de la masa ósea

Consecuencias psicológicas 

  • Baja autoestima
  • Dificultades de concentración y atención
  • Stress, ansiedad, irritabilidad, depresión
  • Trastornos obsesivos
  • Incapacidad para experimentar placer o disfrute

Consecuencias sociales

  • Aislamiento
  • Pérdida de amistades y vínculos significativos 
  • Descuido de las responsabilidades sociales, familiares, personales, académicas o laborales

Modos de prevenir la ortorexia

  • Hacer educación nutricional con patrones alimentarios saludables (ej. dieta mediterránea) desde la enseñanza formal (colegio, universidad, institutos,) e informal (familia, clubes deportivos, gimnasios).
  • Los medios de comunicación podrían intervenir en el establecimiento y seguimiento de códigos éticos en la publicidad y en programas de información objetivos y no alarmistas.
  • Evitar conductas dietantes crónicas por parte de los adultos que se espejan en los jóvenes.
  • Consultar a profesionales de la nutrición cuando aparezcan actitudes obsesivas recurrentes. 

¿Es la ortorexia la alteración alimentaria del futuro?

  • Si trabajamos con sembrar valores, acompañando a los jóvenes en un cuidado integral del medio ambiente, educando en nutrición, proponiendo alimentos saludables, y sustentables, 
  • si fomentamos la  industria alimentaria seria, información nutricional clara y útil, y sancionamos mensajes públicos que desinformen a la población, 
  • si al compartir la mesa familiar, los comedores escolares y fabriles hacemos del comer un acto social con significado saludable, 
  • si generamos una cultura de la actividad física frecuente, progresiva, aeróbica, lúdica, 
  • si comemos para vivir y no vivimos para comer, podremos evitar los excesos y las carencias, la obsesión y la compulsión, y la adultez con patologías orgánicas y psicológicas crónicas.

 

 

Revista chilena de nutrición versión On-line ISSN 0717-7518.Rev. chil. nutr. vol.48 no.2 Santiago abr. 2021http://dx.doi.org/10.4067/S0717-75182021000200255

Tratado de Nutricion Clinca.  Angel Gil. Tomo 4.  Capitulo 19  Editorial Panamericana.  Mayo 2010

Cena, H., Barthels, F., Cuzzolaro, M., Bratman, S., Brytek-Matera, A., Dunn, T., … & Donini, L. M. (2019). Definition and diagnostic criteria for orthorexia nervosa: a narrative review of the literature. Eating and Weight Disorders-Studies on Anorexia, Bulimia and Obesity, 24(2), 209-246.

Sánchez, R. M., & Moreno, A. M. (2007). Ortorexia y vigorexia:¿Nuevos trastornos de la conducta alimentaria? Trastornos de la conducta alimentaria, (5), 457-482.

You May Also Like

Mamá por 7

  Una categoría especial dentro de las familias numerosas es aquella que…

El 16% de los argentinos presenta trastorno de ansiedad

Entre el 5% y el 8% de la población padecería algún tipo…

Jesús Maurino: “En el 2018 se evidenció un aumento de las infecciones de transmisión sexual entre los jóvenes”

Sífilis, gonorrea, clamidia y VIH son algunas de las infecciones de transmision…

“Las células madre preservadas son un tesoro”

La historia de Agustín Bustos Fierro conmovió al país en el año…