Las Bolas chinas, también conocidas como Bolas Ben Wa o Bolas de geisha, son un accesorio de entrenamiento de los músculos del piso pelviano. Estas bolas contienen adentro otras más pequeñas, lo que genera un movimiento delicado y mecánico. Charlamos con Dra. María Eugenia Bazán Quiroga, sexóloga clínica y educadora sexual quien nos explicó a profundidad sobre las bolas chinas.

¿Cómo se usan?

La mujer se las introduce en la vagina (como si  fuera un tampón) y las mantiene puestas mientras hace sus actividades diarias. Esto genera la activación y tonificación de los músculos que rodean la vagina y que constituyen lo que llamamos “piso pelviano”. Además, con las bolas chinas puestas, se pueden realizar ejercicios de Kegel -ejercicios de contracción y relajación-, por eso decimos que son como unas “pesas vaginales” y que sirven de entrenamiento.

¿En qué momentos se pueden utilizar?

Se pueden usar en cualquier momento del día, lo importante es que sea de uso gradual y controlado. 

¿Cómo elegir las bolas chinas?

Van a encontrar en el mercado bolas chinas: simples o dobles. 

Inicialmente se puede empezar con una  simple y después que se tiene más fuerza en los músculos del piso pelviano, progresar a una doble. Las que más recomiendo son las desmontables, estas son dos esferas que se pueden sacar del cordón lo que permite que cada mujer pueda elegir si usar una o las dos, y además desmontarlas para limpiarlas mejor. También vienen de distintos pesos y tamaños. 

Recomiendo que para comenzar a usarlas es preferible elegir bolas chinas de más diámetro y menor peso, y a medida que el entrenamiento avanza, cambiar a unas de menor tamaño y de mayor peso. Con respecto al material: las mejores son de silicona, que es un material no poroso e  hipoalergénico.

 ¿No son un juguete erótico?

No. Se usan como entrenamiento preventivo de los músculos del piso pelviano, y se recomiendan, por ejemplo, para cuando se planifica con tiempo un embarazo (NO en el embarazo); antes, durante y después de la menopausia; en caso de sobrepeso u obesidad; para realizar actividades de alto impacto como running, crossfit; previamente a una cirugía genito-urinaria. También  se usan como parte de un tratamiento integral, como en una recuperación post parto/cesárea; en disfunciones de piso pelviano (incontinencia de orina, prolapso, incontinencia anal); en disfunciones sexuales, situación en la que una persona no puede disfrutar de su sexualidad como desearía, es decir que hay un problema, que se mantiene en el tiempo, que causa angustia y dificulta las relaciones interpersonales.

¿Cómo se relaciona con el orgasmo?

La Anorgasmia o falta de orgasmo, es un motivo de consulta muy frecuente en las mujeres. Desde la sexología clínica ayudamos a las personas a resolver estas disfunciones. 

En el orgasmo entran en juego dos elementos fundamentales: la mente y los músculos del piso pelviano. Las bolas chinas al entrenar y tonificar los músculos del piso pelviano hacen que al momento de un orgasmo, esta actividad muscular sea más evidente, más intensa, lo que se traducirá en mayor percepción del orgasmo y mayor placer sexual.

Por eso  también se le dio una connotación más erótica a las bolas chinas y algunas parejas las incorporan como un juguete sexual… y está genial que cada persona use este accesorio en beneficio de su salud y sexualidad!

¿Podemos usarlas todas las mujeres y a cualquier edad?

Si, pueden ser usadas por cualquier mujer en edad adulta, sin lesiones vaginales ni del piso pelviano. Por eso SIEMPRE recomendamos una  consulta profesional con una valoración muscular. De esta manera, también se planea el mejor plan de entrenamiento para cada mujer según las características  de su piso pelviano.

¿Cuáles son las contraindicaciones?

No hay que usar bolas chinas si hay dolor genital, dolor en las relaciones sexuales o infecciones urinarias a repetición. Tampoco  usarlas en el puerperio ni posterior a una cirugía genito-urinaria.

Para pensar

“Es importante que las mujeres nos involucremos más en el conocimiento de nuestro cuerpo, de nuestros gustos y necesidades. Animarnos a preguntar,  a consultar. Hay muchas opciones y tratamientos que pueden prevenir, mejorar y solucionar distintas dificultades. ” 

Disfruta de cuidarte y de tener una sexualidad  saludable y placentera, esto hace a una mejor calidad de vida!.

Para consultas, podés contactar a la Dra. Ma. Eugenia Bazán Quiroga en:

  • Hospital Privado Universitario de Córdoba Av. Naciones Unidas 346  tel 4688200
  • Centro Santo Cuore 9 de julio 660 1er psio  tel 4241928-3518079549

 

You May Also Like

Nuevas generaciones: Millennials y Centennials

Esta clasificación está basada en la relación con la tecnología y el…

Alimentos fermentados: los beneficios de los probióticos

Parece que los alimentos fermentados y los alimentos probióticos están ganando terreno…

Los tatuajes y piercings no pasan de moda

Tatuarse o perforarse es una tendencia que crece en todo el mundo.…

La casa está en orden

Candelaria Negri, cordobesa, hija del reconocido político radical, es organizadora profesional y,…